río carnaval
río carnaval
dsc1493
selminha-sonrisa-y-claudinho
20220423-051430 escalado
Flag_do_GRES_Beija-Flor

Parcela 2022

  • Carnaval: Jack Vasconcelos
  • Directora de Carnaval: Marco Antonio Marino (Marquinho Marino)
  • Directores de Armonía: Wallace Capoeira
  • Interprete: vagar pires
  • Maestro del tambor: Dudu Oliveira
  • Reina del tambor: giovana angelica
  • Habitación principal: diogo jesus
  • Portador de la bandera: bruna santos
  • Comisión delantera: Jorge Texeira y Saulo Finelon
  • desfile 2022
  • Posición del desfile: 5° desfiles escolares el lunes (24/02/2022) / 01:35 – 3:28

Sinopsis - RESUMEN

La delgadita nacida en el lejano barrio de Padre Miguel, de menos de 40 kilos de puro afán de sobrevivir, aterriza en el programa de moda de primer año de Ary Barroso. Balanceó un buen puñado de alfileres para contener todos los pedazos de tela que sobraron y samba en el cuerpo.

El sueño de ser la niña bonita de la radio determinaba las canciones de la niña -lata de agua en la cabeza- cuya infancia había sido sustraída por el sudor de sol a sol de las tareas del hogar. Ya en una posición de debutante en el escenario transmitido en ondas a los oyentes, los recuerdos de duetos pueriles con el sonido de la mantis religiosa y los adelantos del padre guitarrista garantizaban relativa técnica. Pero la fuerza para trascender el destino fue la auténtica locomotora.

El autor de “Aquarela do Brasil” hizo los honores sin una pizca de honor cuando miró al pedacito de gente colocado justo al borde de la escena de la Historia: “¿De qué planeta vienes, hija mía?”. Risas histéricas en el público, solo por unos segundos. En la acuarela de Ary no se enfatiza el color de la respuesta visceral, un rayo cósmico, una cortina del pasado desgarrada ante la metamorfosis de una deidad floreciente: “Vengo del planeta hambriento”. delirante. Apoteosis. La primera.

Con el pedestal convertido en gloria, soltó su talento hasta raspar el fondo de la olla del alma para, al final, desplomarse en los brazos de ese genio letrado que era mucho menos consciente de ese suelo de lo que su humanidad suponía. Ahora bien, el presentador nunca hubiera imaginado negra y pobre la obra de arte olvidada por el mayor clásico que había compuesto. Junto al gong silencioso, e inmerso en la letra de “Lama”, se encontraba, posiblemente, la imagen de Dios. Diosa -corrijamos- de rodillas y en adoración. Mujeres.

Ahí irrumpió la pregunta insensible, el derecho que tenían de humillarla, las dificultades del pesebre, el prejuicio castrador e invasor de la intimidad femenina, el racismo. A partir de ahí nació una estrella. Voz de voces apagadas. Micrófono con una potente ronquera áspera para los males de los humildes. Agua bendita revalidando existencias y también las reminiscencias ligadas a la lavandera, un oficio de ropa batida que marca el ritmo de un futuro casi siempre estéril.

Títulos escolares

2017

campeón

1991

campeón

1985

campeón

1996

campeón

1990

campeón

1979

campeón

Ficha técnica

  • Base: 10/11/1955
  • Colores: verde y blanco
  • Presidente: Wandyr Trindade
  • Presidente honorario: rogério andrade
  • Bloquear: AV. Brasil, 31.146 – Realengo – Río de Janeiro, RJ – CEP 21725-001
  • Ensayo:
  • Cobertizo:Cidade do Samba (Barracão nº 10) – Rua Rivadávia Correa, nº 60 – Gamboa – CEP: 20.220-290
  • Sitio web: www.mocidadeindependente.com.br
  • Prensa: Rodrigo Coutinho

La historia de la juventud

En 1956, presentó la trama “Castro Alves”, nuevamente en un desfile local. En 1957, en la Praça once, participó por primera vez en el desfile oficial de Río de Janeiro, con el tema “O Baile das Rosas” ganando el 5º lugar en el grupo de acceso. En 1958, fue campeona del grupo de acceso con el tema “Apoteose ao Samba”, pero lo que realmente marcó este carnaval fue que, por primera vez bajo el mando de Mestre André, se realizó la famosa “parada de los tambores” en frente al comité de jueces.

La gente entonces enloqueció, más tarde, para acompañar esta “bossa” con el grito de “Olé”. Durante este período, Mocidade era conocida como “una batería que llevaba la escuela a cuestas”, ya que la batería era más conocida que la escuela misma, solo unos años después pudo competir con los grandes de la época (Portela, Imperio Mangueira, Sauce y Serrano). De la “paradinha” hecha por Mestre André, a la “paradinha” se sumaron años más tarde otras escuelas de samba, y hoy en día todas las escuelas de samba de Río de Janeiro y Brasil la hacen.

En 1974, con el artista carnavalero Arlindo Rodrigues, presentó el tema “A festa do Divino”, ocupando el 5º lugar. Pero este año podría haber ganado el campeonato, si no hubiera obtenido un grado 4 en vestuario –lo que en su momento fue considerado un escándalo, ya que Arlindo era conocido y consagrado por el buen gusto y la sofisticación en el vestuario. El campeón Salgueiro tenía solo 4 puntos más que Mocidade, es decir, un simple 8 en vestuarios le daría el título al padre Miguel, ya que en el desempate, batería, Salgueiro tenía 9 y Mocidade 10.

Desde entonces, la escuela dejó de ser conocida sólo por sus tambores, para imponerse como una gran escuela de samba. En 1975, Mocidade ganó por primera vez los “cuatro grandes”, en un desfile realizado en octubre durante el congreso ASTA – American Society of Travel Agents, en Río de Janeiro, en el que las escuelas del grupo principal realizaron un desfile competitivo, el Juvenil fue campeón.

En 1976, irónicamente, Mocidade empató en el segundo lugar, con Mangueira, y perdió el empate por tener un punto menos en la nota de la famosa batería de 10. En 1979, todavía con Arlindo Rodrigues, Mocidade ganó su primer campeonato con “La Descubrimiento de Brasil”. Al año siguiente, Fernando Pinto se hizo cargo del carnaval, realizando desfiles considerados por la crítica como excepcionales, proyectándose así como uno de los carnavalescos más creativos e inventivos jamás conocidos.

En el primer año de Fernando Pinto en Mocidade, en 1980, la escuela ganó el segundo lugar con el tema “Tropicália Maravilha”. En 1983, Mocidade recibe el Estandarte de Oro a la mejor comunicación con el público con el argumento “Como era verde o meu Xingu”. Fernando permaneció en la escuela hasta 1987, año de su muerte, y realizó grandes carnavales en Mocidade en la década de 1980: además de “Tupinicópolis”, le dio a la escuela el título de 1985, con “Ziriguidum 2001”. En este carnaval, Mocidade entraría en la Avenida con una temática futurista, proyectando el carnaval del próximo siglo.